Chivas colombianas, tradición y cultura sobre ruedas

Chivas colombianas, tradición y cultura sobre ruedasLas Chivas son autobuses típicos de algunos países como Colombia, Ecuador y Panamá. Están construídos sobre un chasis de camión y en la parte superior cuentan con una parrilla donde se trasnporta el equipaje. Precisamente gracias a la escalera situada en la parte trasera del vehículo, diseñada para acceder a esta parrilla, se les conoce también como «buses escalera». Estos vehículos son un legado histórico y cultural, y a menudo son utitlizadas como lienzo por grandes artistas populares. Se caracterizan por sus vivos colores, predominando el amarillo, azul y rojo (colores nacionales) y por las representaciones de paisajes y objetos típicos de la región por la que circulan. «La Andariega», «La Soñadora», «La Siempre fiel» o «Mi Consentida» son solo algunos de los ejemplos de nombres que reciben estos autobuses tan peculiares.


Evolución de las Chivas en Colombia:
de transporte público artesanal a principal atracción turística

Evolución de las Chivas en Colombia:
de transporte público artesanal a atracción turística

¿Cómo, cuándo y dónde apareció la primera Chiva?

Aunque se sabe poco sobre su historia, al parecer la primera chiva apareció en 1908 en la región de Antioquia cuando Luciano Restrepo y Roberto Tisnés, ingeniero y mecánico colombianos, importaron un chasis de camión desde Estados Unidos. Este primer vehículo se utilizó para la ruta Medellín – El Poblado. Durante muchos años éste fue el único medio de transporte disponible (tanto de personas como de mercancías) para conectar los recónditos pueblos de la cordillera andina.

El uso de las Chivas en la actualidad

Tras la llegada de nuevos medios de transporte como los buses, los microbuses, las busetas, e incluso el metro o el metro cable en grandes ciudades como Medellín, el papel de las Chivas ha cambiado. En la actualidad, son básicamente una atracción turística. Algunas de ellas se han transformado en verdaderas discotecas sobre ruedas, donde todos los pasajeros pueden bailar a ritmo de vallenato y donde, por supuesto, nunca falta un trago de aguardiente o ron.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *