Wingly, ¿el BlaBlaCar de los aviones?

Wingly, ¿el BlaBlaCar de los aviones?Tras presentaros el que podría ser el nuevo BlaBlaCar de los autobuses en España, hoy tenemos el placer de escribir sobre el que ya dicen es el «BlaBlaCar de los cielos». La innovación esta vez llega desde Alemania con el nombre de Wingly. ¿El objetivo principal? Poner en contacto a pilotos y potenciales pasajeros.

Wingly, la nueva plataforma para compartir avión

 
Tras el éxito de las empresas para compartir coche como BlaBlaCar, Uber o Cabify y la entrada en el mercado de la primera plataforma para optimizar los trayectos de los autobuses, ahora le llega el turno al transporte aéreo. La empresa alemana Wingly, ha creado una plataforma para poner en contacto a pilotos con posibles pasajeros.

El funcionamiento es muy similar al del resto de plataformas disponibles actualmente para compartir coche. Los pilotos pueden publicar sus viajes y plazas disponibles en sus aviones privados, y los viajeros pueden reservar estas plazas.

Según afirman desde Wingly, en Europa hay más de 300.000 pilotos privados que no pueden volar todo lo que les gustaría por ser un hobby muy costoso.

Servicios disponibles a través de Wingly:

Se puede reservar un viaje de ida o de ida y vuelta en el día entre dos ciudades o simplemente de un paseo para disfrutar de determinados paisajes desde otra perspectiva. Los usuarios de la aplicación también pueden proponer destinos.

Por el momento, la mayoría de los viajes disponibles son en Europa. Sin embargo, también es posible encontrar algunos vuelos intercontinentales desde Barcelona, Girona o Jerez de la Frontera, por ejemplo.

Principales ventajas de «compartir ación»:

✔    Evita los controles de seguridad en el aeropuerto.
✔    Ahorra el tiempo del check-in.
✔    El peso y cantidad del equipaje se acuerda directamente con el piloto.
✔    Puesto que la legislación actual no permite obtener un beneficio económico de este tipo de actividad, el pasajero solo deberá pagar la parte proporcional del coste total del viaje.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *