Derechos de los pasajeros: autobús, tren y avión

¿Qué derechos tengo cuando viajo en autobús, tren o avión?

Viajes de negocios, escapadas de fin de semana, visitas a familiares y amigos, vacaciones… si algo está claro es que a los españoles ¡nos gusta viajar! Y aunque en la gran mayoría de los casos todo va como la seda, los problemas pueden surgir en cualquier momento. Algunos de los más frecuentes y que por lo tanto afectan a un número mayor de pasajeros son los retrasos, las cancelaciones y la pérdida o daño del equipaje. Para salir lo mejor parados posibles de este tipo de situaciones, lo mejor es conocer nuestros derechos y estar informados sobre su ámbito de aplicación. Tanto pasajeros como operadores ( ya sean de trenes, aéreas o de autobuses), cuentan con el respaldo de las leyes que regulan no solo los derechos y obligaciones, sino también la indemnización correspondiente en caso de su incumplimiento.

Resumen de los derechos de los pasajeros

Con CheckMyBus podrás estar informado sobre todos los derechos que tienes como pasajero de los diferentes medios de transporte. Encuentra cuándo y cómo se aplica la indemnización por retraso, los descuentos previstos por ley y el tipo de colectivos a los que se dirigen o los pasos a seguir cuando el equipaje sufre cualquier tipo de daño.

Retrasos y cancelaciones

Pérdida o deterioro del equipaje

Pasajeros con movilidad reducida

Accidentes: asistencia e indemnización

Conoce y reclama tus derechos

La legislación española sobre consumidores y usuarios se basa en el artículo 51 de la Constitución. Según esta legislación, los poderes públicos deben garantizar la defensa de los usuarios, protegiendo su seguridad, su salud y sus legítimos intereses económicos. Los derechos de los pasajeros están regulados a nivel europeo, pero cada país es libre de definir en detalle las directrices generales. Como puede verse, los derechos y la forma de reclamarlos pueden variar mucho de un país a otro, por lo que es importante estar bien informado antes de viajar.

Sin embargo, no basta con saber cuáles son nuestros derechos, sino que también debemos saber cómo podemos reclamarlos. En primer lugar, hay que saber cuáles son los requisitos básicos para presentar una reclamación. En general, el propio billete o la confirmación de la reserva es la prueba oficial del contrato de transporte. También es importante contar con documentación escrita, como un aviso en caso de retraso. Las estaciones y los aeropuertos están obligados a poner a disposición de los pasajeros hojas de reclamaciones. Estos formularios son un medio formal para establecer un incumplimiento de contrato por parte de la empresa. En caso de pérdida o deterioro del equipaje, es imprescindible que el pasajero recoja una hoja de reclamaciones a su llegada. Una foto que muestre el contenido de la maleta puede ser muy útil.

Recuerde que en caso de cualquier tipo de incidente durante el viaje, el primer paso es ponerse en contacto con la empresa de transporte. Todos deberían ofrecer un canal para las quejas y las peticiones de los usuarios. Si no recibe respuesta o si ésta no se ajusta a la ley, tendrá que recurrir a las autoridades. Las oficinas de consumo de los municipios pueden ser de gran ayuda para resolver este tipo de conflictos. En la mayoría de los casos, el sistema de arbitraje garantiza una solución rápida y eficaz. El Instituto Nacional del Consumo puede informarle sobre los derechos y procedimientos aplicables y facilitarle los datos de contacto de la oficina más cercana.