ALSA diversifica su actividad entrando en el negocio de los coches compartidos

ALSA diversifica su actividad entrando en el negocio de los coches compartidosLa compañía de autobuses ALSA ha decidido reforzar su posición como proveedor de movilidad y dar un paso más en su proceso de expansión anunciando su entrada en el mercado de los coches compartidos. A través de una alianza con la empresa de carsharing Respiro, ALSA pretende completar su oferta con nuevas soluciones de transporte que cubran por completo las necesidades de los usuarios.

La entrada de ALSA en el negocio de los coches compartidos

 
El acuerdo firmado en entre ALSA y Respiro se basa en el intercambio de ventajas comerciales entre los clientes de ambos operadores, que incluye además una participación minoritaria por parte de ALSA en el grupo Retiro.

«El acuerdo con Respiro supone incorporar en nuestro negocio soluciones de movilidad para lo que se denomina la última milla»

ALSA.

Los usuarios de los autobuses ALSA obtendrán ventajas a la hora de utilizar los servicios de Respiro para desplazarse por Madrid (facilitando así la movilidad de «última milla» y los servicios de punto a punto), y los usuarios de Respiro contarán también con promociones y ofertas para viajar en los autobuses de ALSA.

«Se trata de un servicio que demandan nuestros clientes y que encaja con la estrategia de Respiro»

ALSA.

Las compañías de coche compartido (carsharing) experimentan un gran crecimiento debido a las ventajas que ofrecen frente al vehículo privado, tanto económicas como medioambientales.

«Tenemos estudios que demuestran que el coste medio para mantener un vehículo en propiedad es de unos 5.000 euros al año, mientras que a través de una compañía como la nuestra el coste se reduce a unos 3.000 euros anuales»

Ian Paterson, presidente ejecutivo y confundador de Respiro.

Sobre el grupo Respiro:

El grupo Respiroro está especializado en el alquiler de vehículos por horas, que ofrecen una solución de movilidad urbana alternativa al uso del vehículo privado. De momento, cuentan con una flota de 200 vehículos y con unos 100 puntos de entrega y recogida en el centro de Madrid, pero el objetivo es extenderlo a todas las grandes ciudades españolas.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *