Breve historia de los autobuses

Breve historia de los autobusesLos autobuses, ya sean urbanos, interurbanos, escolares… están tan presentes en nuestro día a día que casi se podría decir que forman parte del «mobiliario urbano». Pero, ¿te has preguntado alguna vez por su historia? ¿De dónde vienen, quién los inventó o cuándo llegaron a nuestro mundo? ¡Nosotro sí! Y por eso te invitamos a descubrir la fascinante historia de los autobuses (al menos una de ellas).

Quizás estamos tan acostumbrados a tenerlos y a verlos a diario, que no somos conscientes de lo diferente que podrían ser nuestras vidas si un tal Stanislav Braudy no hubiera comenzado a ofrecer transporte colectivo a los clientes de sus baños en 1826. Este hecho fue la semilla, y a partir de aquí comienzan a aparecer las primeras compañías de tranporte público.

Enterprise Générale des Omnibus: la primera compañía de autobuses

 
La compañía Enterprise Générale des Omnibus nació en París en 1828 de mano de Stanislav Braudy. Solo un año más tarde entró en funcionamiento el primer servicio de transporte público en Londres y Nueva York.

Enterprise Générale des Omnibus: la primera compañía de autobuses

Hasta 1895, no apareció el primer autobús motorizado, desarrollado por Karl Benz. El 11 de junio de 1906, se inauguró la primera línea de autobuses motorizados en Francia que recorría una distancia de 5,8 km. Las denominadas líneas de «larga distancia» se harían esperar, debido principalmente a las dificultades logísticas y de comodidad de los pasajeros de estos primeros autobuses.

¿Cuál es la procedencia del término «Ómnibus»?

Al final de una de las primeras estaciones de carruajes en Nantes, se encontraba la tienda de sombreros de Monsieur Omnès, que se llamaba «Omnes Omnibus». Omnes en latín significa «todos» y omnibus «para todos». Así fue como los habitantes de Nantes acabaron utilizando el término «Ómnibus» para referirse al vehículo.

Desde los primeros mótores diésel hasta los autobuses eléctricos

 
Los hermanos Mack fueron los primeros en incorporar motores diésel a los autobuses en 1938. La próxima gran innovación no llegaría hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los autobuses consiguen hacerle sombra a los tranvías en la mayoría de las ciudades de España, Francia, Reino Unido y EE.UU. En 1951, Mercedes Benz combina por primera vez el motor trasero con una carrocería más avanzada, que permitía aprovechar mejor el espacio interno del vehículo.

Desde los primeros mótores diésel hasta los autobuses eléctricos

Aunque los motores diésel siguen estando muy presentes en la actualidad, cada vez se está innovando más en la materia, y otras formas de eenrgía como el gas natural, la electricidad o incluso el hidrógeno, están ganando posiciones.

Sin lugar a dudas, los autobuses seguirán siendo uno de nuestros medios de transporte favorito por muchos años, por lo que este no es el final de la historia…
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *