E-Rescue, el revolucionario sistema de rescate para accidentes de autobús «made in Spain»

E-Rescue, el revolucionario sistema de rescate para accidentes de autobús «made in Spain»El ingeniro industrial español Sergio de Rico Herrero ha patentado un nuevo sistema de rescate de víctimas en caso de accidente de autobús, que permite reducir en un 50 % el número de muertes y de lesiones irreversibles de médula. El revolucionario sistema E-Rescue permite sacar a los heridos sin que sufran durante la manipulación y el traslado a la camilla y en un tiempo record.

E-Rescue nace como resultado de una larga investigación de más de 10 años por parte del ingeniero industrial Sergio de Rico, en colaboración con diversos expertos en ingeniería y diseño. Su experiencia previa como técnico de emergencias le ha ayudado sin duda a identificar los obstáculos que dificultan la rápida evacuación de los autobuses, y que son determinantes en la mayoría de los casos.

¿Qué es E-Rescue?

 

¿Cómo funciona?

Se trata de un sistema integrado en los mismos asientos del autobús que permite que los profesionales sanitarios puedan inmovilizar al pasajero directamente y extraer el asiento por completo para trasladarlo hasta la camilla de la forma más segura y rápida posible. El sistema se puede instalar tanto en los autobsues que ya están en circulación como en los unevos vehículos. Incluye un sistema de anclaje permite separar la butaca de la base, así como un arnés, unas cínchas y un collarín para la correcta inmovilización del pasajero.

El simulacro: Ventajas frente al sistema actual de rescate

Para definir las ventajas del nuevo sistema E-Rescue frente al sistema actual de rescate, se llevó a cabo un gran simulacro financiado con fondos de la Comisión Europea para la innovación. Durante el simulacro se realizaron dos rescates del mismo autobús de ALSA, realizados por los mismos equipos de rescate. Con el sistema tradicional de rescate y en «condiciones idealizadas» (con todo el material de rescate a disposición) el tiempo necesario para evacuar a todos los pasajeros fue de 1 hora 20 minutos. En el caso del sistema E-Rescue y pese a que el personal no lo conocía y lo tuvo que aprender sobre la marcha, el tiempo se redujo a tan solo 30 minutos.

Tras el éxito de las primeras pruebas y simulacros, y el apoyo tanto de diferentes instituciones del sector del transporte de pasajeros como de asociaciones de víctimas de accidentes y lesionados medulares, se espera que el sistema E-Rescue se empiece a instalar en los vehículos lo antes posible.
 
 

Comparte esta entrada:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.