Comienza la guerra de precios entre el AVE y los autobuses

Comienza la guerra de precios entre el AVE y los autobusesEl aumento de las líneas de alta velocidad en España y las ofertas de lanzamiento no dejan indiferentes a las compañías de autobuses, que se ven obligadas a bajar sus precios para poder seguir compitiendo en el mercado. Acusan a Renfe de ofrecer precios por debajo del coste y al ministerio de Fomento de «querer llenar los trenes a cualquier precio».

La inauguración de las nuevas líneas de alta velocidad que se han llevado a cabo durante la última semana de septiembre, han desatado la guerra de precios entre Renfe y la compañía de autobuses ALSA, que monopoliza la mayoría de los desplazamientos por carretera en dichas rutas. Para dar a conocer sus rutas, la empresa ferroviaría ha optado por una nueva estrategia de precios low-cost, que incluye promociones de entre 5 y 20 euros para viajar entre entre León, Palencia, Valladolid y Madrid hasta mediados de octubre. Esto, en principio, no parece nada nuevo ya que Renfe siempre ha ofrecido ofertas y tarifas especiales. Sin embargo, la diferencia en este caso reside en el número de plazas ofertadas. Normalmente las ofertas de Renfe afectan a un número muy limitado de asientos, pero ahora se trata de precios especiales en todas las plazas.

La reacción por parte de ALSA no se hace esperar. Hasta ahora los autobuses necesitaban una media de 10 a 20 minutos más que los trenes y su gran ventaja era el precio. Con las nuevas líneas la diferencia de tiempo aumenta y con las ofertas la dferencia de precio deja de ser tan significante. Actualmente ALSA ofrece un 50% de descuento en todos los trayectos León-Madrid y viceversa, y en todos los destinos incluidos en las siguientes rutas Madrid-Gijón, Oviedo-Madrid, Oviedo-Valladolid y Palencia-Madrid, hasta final de mes, incluyendo también viajes a 5 euros.

Ahora un ejemplo práctico: un viaje Madrid – León, costaría 40 euros ida y vuelta en el AVE. Con ALSA podemos realizar el mismo trayecto por menos de 20 Euros. ¿La mayor ventaja del AVE? El ahorro de tiempo, de entre 60 y 90 minutos. ¿La desventaja? Los precios a los que se venderán los billetes después de la promoción todavía no están fijados.

¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por ahorrar 60-90 minutos de viaje?

Comparte esta entrada:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.