Viajar por Europa sin sufrir retrasos: ¿en tren o en autobús?

Viajar por Europa sin sufrir retrasos: ¿en tren o en autobús?Los mediterráneos y los latinoamericanos tenemos fama, en gran parte merecida, de impuntuales. Por el contrario los alemanes y los británicos son conocidos por su puntualidad patológica. Pero ¿es esta la realidad actual? No del todo. Como todo en esta vida la puntualidad es un concepto muy relativo, y aunque es verdad, que por lo general los mediterráneos y latinoamericanos no nos lo tomamos tan en serio como los alemanes o los ingleses, en todas partes se cuecen habas. Y si no que se lo pregunten a los ususarios de los trenes en Europa que luchan a diario con la impuntualidad de los servicios ferroviarios.

¿Quieres saber qué países tienen los trenes más puntuales? ¿Y los más impuntuales?

La (im)puntualidad en el transporte ferroviario en Europa

Pese a nuestra mala fama de impuntuales y tal como muestran las estadísticas, España está a la cabeza en lo que a puntualidad en los servicios ferroviarios se refiere. Según datos de la Unión Internacional de Ferrocarriles (UCI) en 2006 contabamos con un 99,7 % de precisión. Esta precisión estaba por entonces bastante lejos del 92,5 % de Francia, el 87 % de Italia y el 79 % de Alemania.

 

¿Se habrán cambiado las tornas en estos últimos años?

España: la puntualidad de los trenes llevada a su máxima expresión

Nuestros trenes de alta velocidad (98 %) y de larga distancia (90 %) son unos de los más puntuales del mundo. Tanto es así, que cuando se cambian los relojes al horario de invierno (a las 3:00 son las 2:00), los trenes nocturnos se quedan parados una hora en alguna estación intermedia para llegar puntuales según el horario marcado. ¿Y qué pasa en verano cuando los relojes se adelantan una hora? Se intenta optimizar al máximo el tiempo de viaje, aunque en este caso si suele ser necesario modificar todos los horarios.

¿Cansado de tanta puntualidad exagerada? Prueba con los autobuses. No perderás una hora de tu vida para cumplir estrictos horarios y podrás disfrutar de una mayor flexibilidad al más puro estilo español.

Francia: huelgas y retrasos habituales favorecen el uso de los autobuses

Nuestros vecinos franceses, a pesar de no estar «oficialmente» afectados por el mal de la impuntualidad se ven obligados a sufrir sus consecuencias a diaro. Las huelgas en el transporte ferroviario son habituales y los retrasos en los trenes, sobre todo de alta velocidad, son el pan de cada día. Estos retrasos han llegado a batir el récord con ¡12 horas de retraso!, que se dice pronto. Por suerte, el mercado de los autobuses ha sido liberalizado en 2015, y los autobuses se han convertido en la mejor opción para viajar por Francia.

Alemania: ¿son sus trenes también patológicamente puntuales?

Nada más lejos de la realidad. En una cultura donde la puntualidad tiene tantísima importancia y todo está planeado al milímetro, el sistema ferroviario es la excepción que confirma la regla. Retrasos habituales en los trenes, pasajeros realizando viajes de 3 y 4 horas de pie y las oportunas averías del aire acondicionado en los días más calurosos del año, hacen sin duda de los trenes una forma muy poco atractiva para viajar. Por suerte la red de autobuses interurbanos ha crecido exponencialmente en los últimos años y viajar por Alemania es mucho más sencillo que nunca.

Reino Unido: la (im)puntualidad y el humor británicos unidos frente a la adversidad

Cumplir con la famosa puntualidad británica no es tarea sencilla para aquellos que viajan en tren. Por suerte, las compañías ferroviarias, lejos de huir de los problemas comparten con todos los viajeros la causa del retraso. Desde un sol demasiado brillante, pasando por nieve demasiado fina o la presencia de hojas en las vías, como ves ¡todo es posible! Eso sin olvidar el parón de trenes durante todas las navidades. Sin duda la excusa perfecta para todos aquellos que quieren librarse de las reuniones familiares, pero seguro más de un quebradero de cabeza para otros muchos… Por todo ello, tu próximo viaje por Reino Unido, mejor en autobús.

Italia: los trenes como expresión máxima del estereotipo de la impuntualidad

Como decía Peter Ustinoy: «Así me imagino el infierno: puntualidad italiana, humor alemán y vino inglés», y efectivamente no le faltaba razón. En Italia son 100 % leales al estereotipo de la impuntualidad y los trenes son uno de los mejores ejemplos. Los trenes en Italia son impuntuales, y al parecer lo son casi por norma. Pese a los continuos esfuerzos por mejorar la situación esto no hace si no aumentar la diferencia entre el Norte y el Sur del país. A la hora de planear tu viaje por Italia no te olvides de los autobuses, te evitarán más de un quebradero de cabeza, y largas esperas innecesarias.
 

Comparte esta entrada:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.