¿Cómo viajar con una bicicleta?

Llegan las vacaciones: más tiempo libre, buen tiempo… ¡la ocasión perfecta para darle uso a la bicicleta! Pero, ¿tengo que elegir entre viajar o montar en bicicleta? Ni mucho menos. Aunque al principio (y sobre todo para los más inexpertos) viajar con una bicicleta pueda parecer misión imposible, no lo es. Al contrario, es mucho más sencillo de lo que piensas. Solo necesitas seguir una serie de pasos para que todo vaya como la seda.

¿Cuál es el mejor medio de transporte para viajar con la bici?

 
El medio de transporte elegido dependerá sobre todo del destino. En caso de que existan diversas opciones equiparables, recomendamos siempre comprobar los requisitos y precio del transporte de la bicicleta para poder tomar la decisión más adecuada a cada situación. Es posible que en ocasiones busquemos la opción más económica, la más rápida o la más cómoda, todo depende del viaje.

¿Cómo viajar con una bicicleta en autobús?

¿Cómo viajar con una bicicleta en autobús?

Probablemente, esta es una de las opciones más sencillas, al menos en España. Con un poco de organización y contando con toda la información necesaria, viajar con tu bicicleta en autobús no debería suponer ningún trauma. Lo primero, como siempre antes de cada viaje, es elegir la compañía con la que queremos viajar. En España esto puede parecer sencillo, ya que gracias al sistema de concesiones muchas rutas son operadas por una única compañía de autobuses. Es importante contactar con la empresa antes del viaje para poder asegurarnos una plaza, el número de bicis por autobús suele estar limitado.

Importante: recuerda que debes embalar tu bicicleta de forma correcta para protegerla durante el viaje y para evitar dañar el equipaje del resto de pasajeros.

A continuación, información relevante de diferentes compañías de autobuses españolas:

  • Alsa: Máx. 4 uds. por autobús, y máx 1 ud. por billete. Solo se pueden reservar los billetes de uno en uno. Precio de 5 o 10 euros.
  • Avanza Grupo: Transporte sujeto al espacio disponible. Precio de 10 euros.
  • Autocares Grupo Samar: Transporte sujeto al espacio disponible. Precio de 8 euros.
  • Pesa: En autobuses sin bodega se pueden llevar bicis plegables dentro del vehículo. Gratis.
  • La Sepulvedana: Máx. 5 uds. por autobús (con bodega). Gratis.
  • BAM: Máx 30 kg, máx 2 uds por autobús, y máx 1 ud. por billete. Gratis por bicicletas plegables, 8 euros por normales.
  • Socibus: Transporte sujeto al espacio disponible.
  • Monbus: Máx 3 uds. por autobús. Transporte sujeto al espacio disponible.

¿Cómo viajar con una bicicleta en avión?

¿Cómo viajar con una bicicleta en avión?

Como ya comentábamos en líneas anteriores viajar con tu bicicleta puede llegar a ser una de las situaciones más estresantes de tu vida, pero todo esto se puede evitar con un poquito de planificación. Una vez más, lo primero que debemos hacer es comparar las compañías aéreas disponibles y elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. Aspectos importantes a tener en cuenta son los costes de llevar una pieza de equipaje especial/deportivo, los límites de tamaño y/o peso y las condiciones específicas sobre el embalaje que pueda tener cada una de las compañías.

Importante: Tu bici deberá ir plegada, con el manillar fijado a los costados, los pedales desmontados y las ruedas desinfladas (total o parcialmente).

A continuación, información relevante de diferentes compañías aéreas:

  • Iberia: Peso hasta 23 kg, monoplaza y sin motor. 45 € para viajes medios o cortos, gratis para los largos
  • Ryanair: Peso hasta 30 kg, precio 60 euros
  • Easyjet: Precio: 42 o 49 euros, dependiendo de si la bicicleta pesa menos de 20 kg o entre 21 y 32 kg.
  • Vueling: Peso hasta 32 kg, precio desde 45 euros.
  • Transavia: Peso hasta 32 kg, precio de 44 euros.
  • Air Europa: Sin límite de peso, precio de 75 euros.

Bicicletas eléctricas: Desmonta la batería y aísla los polos con cinta aislante, así evitarás cortocircuitos. Solo puedes transportar la batería en tu equipaje de mano. Si tu bicicleta lleva una batería de litio, esta puede ser de 300 Wh como máximo.

¿Cómo viajar con una bicicleta en tren?

¿Cómo viajar con una bicicleta en tren?

Según la normativa vigente de Renfe, todo pasajero tiene derecho a viajar con una bicicleta como equipaje en los servicios AVE, Larga Distancia, Avant, Media Distancia Convencional, Cercanías y Feve, con las siguientes limitaciones:

  • En los servicios de AVE, Larga Distancia y Avant las bicicletas deberán viajar plegadas o desmontadas y embaladas correctamente. El transporte es gratuito, siendo necesario obtener el billete correspondiente.
    • Se considerarán equipaje de mano siempre y cuando el embalaje o funda no supere los 180 cm (suma de las tres dimensiones).
    • Como equipaje especial, se podrán transportar bicicletas que no superen los 120 x 90 x 40 cm (largo-alto-ancho).
  • En los servicios de Media Distancia Convencional, Cercanías y Feve se permite el transporte de una bicicleta sin desmontar por pasajero. Para los trayectos de más de 100 km, será necesario pagar 3 € por bicicleta.
    • Servicios sin reserva de plaza: se podrá limitar el número de bicicletas por tren, se podrá restringir el acceso por parte del personal en función de la ocupación del tren.
    • Servicios con reserva de plaza: solo se permitirá en aquellos trenes con un espacio específico para su transporte, estando el número limitado.
  • Servicios de cercanías: en caso de que la ocupación del tren no permita realizar el viaje en buenas condiciones de seguridad y sin molestar al resto de pasajeros, se podrá viajar en otro servicio u obtener la devolución del importe del billete. Las bicicletas se deberán transportar en los espacios reservados o en caso de no existir en las zonas de acceso sin invadir pasillos y zonas de asientos no abatibles.

¿Cómo viajar con una bicicleta en coche?

¿Cómo viajar con una bicicleta en coche?

Tanto si se trata de unas vacaciones como de una excursión para la que necesitamos transportar nuestra bici hasta el punto de salida, en ocasiones el coche es una de las opciones más cómodas, sobre todo si hemos invertido previamente en algún sistema de transporte específico. Existen varias posibilidades para llevar la bici en el coche:

  • En el interior del vehículo: no se recomienda por el peligro en caso de accidente. La bicicleta debe estar asegurada, y no todos los portaequipajes son lo suficientemente grandes, además de que existe el riesgo de que se dañe tanto el coche como la propia bicicleta.
  • Portaequipajes en el vehículo: ¡asegúrese de que la bicicleta esté bien sujeta para que no salga volando! Cargar la moto puede ser complicado, y aumenta el consumo del coche, pero no es necesario indicar la carga con el cartel V20, y es más rápido de montar.
  • Portabicicletas del portón trasero: Hay que tener cuidado de no tapar la matrícula ni las luces de posición, y es necesario indicar la carga con la señal V20. La visibilidad para el conductor se reduce, pero hay más espacio libre en el interior del coche para las personas o el equipaje.
  • Porta-remolque: El gancho de remolque no puede exceder el 15% de la longitud del vehículo, y la carga debe estar indicada con una señal V20. Queda más espacio en el interior del coche para las personas y el equipaje. Sin embargo, el remolque es caro y se necesita una barra de remolque.

¿Es necesario embalar la bici?

¿Es necesario embalar la bici?

 
Como ya hemos visto, en la mayoría de las ocasiones las bicicletas deben viajar embaladas. Cada empresa suele tener sus propias nomas al respecto, que te recomendamos seguir para evitar cualquier inconveniente. Por lo general, existen dos opciones: las fundas/maletas para bicis y las cajas.

¿Cómo embalar la bici en una funda o maleta?

Es la opción más práctica para embalar y transportar una bicicleta. Permite embalar la bici de forma rápida y sencilla, y además viaja de forma protegida. Las ruedas facilitan su transporte. Algunos de los inconvenientes frente a las cajas es su peso y la inversión necesaria (la cuál suele rentar si viajas a menudo).

  1. Desmontar los pedales y ponerlos en la funda.
  2. Quitar ambas ruedas y ponerlas en el lugar reservado para ellas. Puedes colocar un cartón en las pastillas de frenos para evitar que se activen de forma involuntaria o quitar los discos de frenos de las ruedas.
  3. Desmontar el cambio y atarlo al triángulo trasero del cuadro.
  4. Desmontar el manillar y girarlo hacia un lado.
  5. Una vez dentro de la funda, atarla con las cintas disponibles.

¿Cómo embalar la bici en una caja?

Al no contar con ruedas, el transporte se dificulta bastante. Sin embargo, se trata de la opción más económica. Para conseguir una, lo mejor es visitar alguna tienda de bicis, donde si no te la regalan, te cobrarán un precio simbólico. Además, es la mejor opción en caso de que tengas problemas con el peso.

  1. Desmontar los pedales, el cambio y el manillar.
  2. Proteger (con plástico de burbujas, por ejemplo) el cuadro y el resto de piezas como la horquilla, el manillar, el cuadro y el cambio.
  3. Siempre que el tamaño de la caja lo permita dejar la rueda trasera montada. Le aportará estabilidad y estará más protegida. Atar la rueda delantera al cuadro y colocar cartón y plástico de burbujas entre ellos.
  4. Reforzar los puntos débiles de la caja (el fondo y las esquinas) con cinta adhesiva.

También la zona donde se agarra la caja y la superficie donde está la rueda trasera.

  1. Escribir los datos personales (nombre y dirección) en la caja, para facilitar su localización en caso de pérdida o extravío.

Alternativas:

Alternativas

 
Si ninguno de los anteriores medios de transporte es una opción viable para el próximo viaje, no desesperes. Todavía existen un par de alternativas interesantes a tener en cuenta antes de cambiar de planes:

Servicios de mensajería

Los servicios de mensajería son una buena alternativa para poder transportar la bicicleta hasta nuestro destino de vacaciones, pero viajando ligero. Existen diferentes empresas y servicios, y los precios dependen de las medidas y del origen/destino. Por todo ello, lo mejor antes de nada es comparar las distintas opciones. Por ejemplo, Correos, SEUR o MRW ofrecen servicios especiales para el transporte de bicicletas.

Alquiler de bicicletas

Nunca está de más comparar esta opción con todas las anteriores. Aunque sabemos que no hay nada como poder seguir disfrutando de tu bicicleta durante los días de descanso, en ocasiones alquilar una bicicleta en el lugar de vacaciones es la opción más recomendable. Viajas más ligero y con menos preocupaciones, podrás aprovechar la ocasión para probar nuevos modelos o sistemas y podrás escoger siempre la bici más adecuada para cada tipo de trayecto/terreno.

Comparte esta entrada:

3 Comments

  • Maximo octavio

    Eurolines, tienen buses con capacidad, ellos sí pueden llevarte a Madrid la bicicleta, llegagando temprano y hablando con el chófer. Si no lo mejor avión 45e por la bicicleta easy jeb. Y puedes pedalear por Europa.

  • Maximo octavio

    Aplicando online, dice bike, pero sale en letras rojas que no admite. La peor compañía. No recomiendo flexibus. Se, la aran las manos.

  • Maximo octavio

    Aquí, en Londres, no me dejo subir, la bici, plegable, al bus a nuremberg. Flexibus. Los buses son de un modelo de dos, pisos y tiene una pequeña bodega. Solo entran maletitas apretadas. Y me dejo en tierra. Madrid Londres si. Cobra, 9e.pero salir de londres Alemania. No. Perdí 55e y comprar otro. Y dejar mi bici en la calle. Solo quedó. Y es cara 2000e

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.